Zambulléndose en The Deep

Se podría decir que Sienna y yo somos unos acuariohólicos: conocí el acuario más grande del mundo en Atlanta en los Estados Unidos, y hemos ido al acuario número uno de Europa en Valencia, España. Por lo menos tenemos la vara alta cuando se trata de los acuarios. 😉

Fuimos a The Deep - el primer acuario bajo del agua del mundo - durante nuestra visita a Hull, la capital de la cultura 2017 en el Reino Unido. Tal como su nombre indica, The Deep te da realmente la sensación de sumergirte en la profundidad del océano de nuestro planeta. Cuando bajas la rampa al principio de la exposición (¡apta para los carritos de bebé! 😄), no sólo te lleva en un viaje a través del tiempo, sino también por el oscuro (¡y frío!) desconocido de nuestros aguas. Desde la era prehistórica con fósiles de tamaño real (busquen la mandíbula de Megalodon - ¡los dientes de un tiburón de 20 metros de largada!), hasta un túnel de patinacas y tiburones, y todas las otras exhibiciones entremedio - The Deep te ofrece realmente una experiencia auténtica. 

 Sienna se enamoró apenas vio "Dory!!" 

Sienna se enamoró apenas vio "Dory!!" 

The Deep es muy interactivo con muchas cosas que hacer y aprender para cada edad (Sienna tiene tres años) - es mucho más que sólo un acuario. Pueden participar en talleres y ver a los buzos alimentando los animales (¡averigüen el horario cuando llegan para no perder nada!) . Sienna se sorprendió mucho al ver a los pingüinos comiendo pescado, ¡entonces fue la oportunidad perfecta para explicarle qué comen distintos animales!

 ¡A Sienna le encantó cepillar la arena para descubrir los fósiles!

¡A Sienna le encantó cepillar la arena para descubrir los fósiles!

Durante el semestre hay clases de canciones y cuentos también que se llaman Little Nippers (para los peques de menos de dos años) en la zona de juguetes suaves. Las clases son cada martes y se necesita una entrada "Day Plus Pass" que se consigue desde tu primera visita. Pagando sólo una vez ¡te da entrada al acuario para hasta 12 meses! La zona de juguetes es otro aspecto maravilloso del acuario para que juegue tu hijo un rato. ¡Sienna también se hizo una tortuga de papel en el taller de arte!

 ¡Qué medusas más tiernas y chiquititas!

¡Qué medusas más tiernas y chiquititas!

El muro de hielo en The Deep también le hace un acuario único. ¡Le tuve que sacar a Sienna tanto que se fascinó y no era porqué se había pegado al hielo! El Reino de Hielo te enseña todo sobre la Antarctica y sus animales, y tanto te estimula las sensaciones que ¡te sientes realmente ahí!

La exposición se termina con un toque genial: el ascensor de vidrio que sube por una pecera de 10 metros de altura. Pueden subir por la escalera también que tiene una vista en tres niveles de la pecera. De ahí llegan al café observatorio que da sobre el río Humber y a la tienda donde pueden comprar recuerdos para sus peques y mercancía de Hull 2017.  

 A los tiburones le gustan comer la nariz de mamá... ¡según la Sienna! 

A los tiburones le gustan comer la nariz de mamá... ¡según la Sienna! 

Lo pasamos realmente bien en The Deep y seguro volveremos una y otra vez más - es un lugar imperdible si vas a la ciudad de Hull para ver la capital de la cultura 2017 (no pierdan la exposición Washed Up Car-go, una exposición de coches "playeros" en el estacionamiento que fue encargada por Hull 2017). The Deep también es un lugar emblemático con su impresionante arquitectura. Hay muchos eventos programados estas vacaciones de Pascua - ¡imperdibles!